Locomotoras de vapor

Las locomotoras de vapor de los ferrocarriles réticos fueron relegadas rápidamente de sus cometidos a partir de la electrificación de las líneas principales, si bien es cierto que siguieron prestando servicio, ya no se vieron tan acuciadas por la fuerte demanda de viajeros que sufrieron en el primer cuarto de siglo los ferrocarriles réticos. Durante la Primera Guerra Mundial la escasez del carbón agravó la crisis del vapor y se generalizó la electrificación para todas las líneas de los ferrocarriles réticos.

Las primeras locomotoras de vapor se construyeron para el ferrocarril embrión de los réticos, el ferrocarril Landquart-Davos Bahn y fueron útiles desde 1889 hasta 1922 en que se completó la electrificación completa de la red. Algunas ya fueron vendidas años antes dado que resultaron superfluas para la compañia.

Se completaron 5 tipos de locomotoras de diferente tipo de tracción, y algunas siguen estando en servicio o preservadas por los ferrocarriles réticos.

LD G 3/4

Estas lococomotoras (1-16) fueron las primeras de la línea Landquart-Davos Bahn, y se fueron fabricando y entregando entre 1889 y 1908. La serie constó de 16 locomotoras con una disposición de ejes 1'C. Su peso en vacío era de 23,5 Tm, y en servicio de 30,2 Tm. Su velocidad máxima era de 45 km/h y sólo podía traccionar 3300 kg a 20 km/h, ya que tiene una potencia de 184 kW (250 CV) a esa misma velocidad. Fueron fabricadas por SLM de Winterthur como locomotoras tanque, con depósito para agua de 2600 litros y carga de carbón de 950 kg. La presión de la caldera es de 12 bares. Todo esto hacía que frecuentemente tuvieran que utilizarse para un tráfico ligero de pasajeros y mercancías, hasta que llegaran las G2 x 2/2 que estaban pensadas para servicios más exigentes.

 
 
 

LD G 2x2/2

Estas dos locomotoras (21 + 22), bautizadas como Scaletta y Albula, fueron fabricadas por Maffei de Munich, entrando en funcionamiento en el año 1891. Eran locomotoras del tipo Mallet con un peso en vacío de 36,5 Tm y en servicio de 44,5 Tm. En 1910/11 las dos locomotoras se reconstruyeron con motivo de un cambio de caldera y se adaptaron a las G2/3 + 2/2 que se entregaron más tarde. La presión se mantuvo en la 12 atmosferas y en 1920 fueron retiradas y vendidas a la empresa ferroviaria Rede Sul Mineira de Viaçao de Brasil. En 1944 desaparece la pista de ambas locomotoras de las empresas brasileñas.

 
 
 

RhB G 2/2 + 2/3

Estas dos locomotoras (23 + 24), fueron fabricadas por SLM de Winterthur en el año 1896, también como la anterior del tipo Mallet y que se diferenciaban de las anteriores por tener un eje libre bajo la cabina. Prácticamente eran iguales a sus antecesoras, aunque la presión de la caldera subió de 12 a 14 atmósferas. Sus nombres fueron Maloja y Chiavenna, y se apartaron del servicio en el año 1926 y se vendieron a la empresa Oberhasli (predecesora del Meiringuen-Innerkirchen-Bahn). Podían mover un tren de 70 Tm en una pendiente de 45 milésimas a 15 km/h, ya que tenían una potencia de alrededor de 500 CV. Se pierde la pista de las mismas durante la segunda Guerra Mundial, seguramente porque se achatarraron.

 
 
 

RhB G 2/3 + 2/2

Estas locomotoras, en número de ocho (25 a 32) fueron fabricadas por SLM de Winterthur en 1902/03 con un bastidor exterior y sin pivote. No se les dió nombre especial, así como sí que se hizo con las anteriores (parte de la serfie G 2/2) y las otras Mallet de RhB. Se vendieron todas entre 1920/21. La mayoría de las locomotoras fueron vendidas a un ferrocarril de Madagascar dónde fueron desguazadas en 1930 (la 25) y en 1958 (29-31). Las locomotoras 26 a 28  fueron vendidas al ferrocarril de Yverdon-Ste-Croix, siendo la 27 desguazada en 1946 pero las otras dos se enviaron a España, donde se desguazaron finalmente en 1960 (28) y 1969 (26).

 
 
 

RhB G 4/5

Estas locomotoras (101 a 129) fueron adquiridas a partir de 1904 a SLM. Esta serie las locomotoras dejaron de tener la carbonera y los depósitos sobre la locomotora (tipo tanque) sino llevar un ténder añadido. Son la evolución de dos locomotoras vendidas a un ferrocarril etíope, en número de 2, con las que estuvieron probando en la línea del Albula de réticos. Los buenos resultados fraguaron la compra de las 29 locomotoras que llegó a tener RhB. Tienen una velocidad máxima de 45 km/h, siendo las 4 primeras diferentes, del tipo 1'D n2v y entregando sólo 440 CV, mientras que el resto ya entregaban 800 CV, ya que eran del tipo 1'D h2. La distribución era del tipo Walschaert. De ellas quedan 2 locomotoras funcionales, la 107 y 108 que están en los ferrocarriles réticos como locomotora funcional de museo. 2 se vendieron a un ferrocarril brasileno en 1924 (101 y 103), 7 al Ferrocarril de La Robla (102, 104, 105, 106, 109, 110 y 111) en 1920 y en 1949-52. El resto, de la 112 a la 129 se vendieron a los ferrocarriles estatales tailandeses en 1926, una en un museo y otra en un monumento en Chiang Mai).

 
 
 

Todas las fotos son de Wikipedia, clicando sobre la misma sale la página original de Wikimedia Commons.

Español